Equipo

Equipo


Sílvia Planella Oriol

Soy ingeniera técnica industrial y arquitecta técnica y desde la empresa ENGINY CONSULTORÍA me dedico a ayudar a las empresas o entidades públicas y privadas a desarrollar proyectos, a mejorar su funcionamiento o competitividad, y a resolver retos haciendo frente a una economía global cada vez más competitiva. www.enginyconsultoria.com

Soy madre de dos niños y una niña, siendo éste el objetivo personal más importante de mi vida. Me encantan los niños y he realizado varios talleres infantiles relacionados con el mundo de la arquitectura y de la ingeniería. Es en estos talleres donde he ido descubriendo que las capacidades innatas o los intereses no dependen de si eres niño o niña, sino de cada uno.

Pero la realidad es que los estereotipos de género y múltiples factores socioculturales hacen que la mujer tenga, desgraciadamente, escasa presencia tanto en el ámbito educativo como profesional en algunos sectores y eso me llevó a poner en marcha el proyecto ENGINY-era.

Se trata de hacer llegar la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas a la infancia y a la juventud y empoderar a las niñas y chicas para que tengan la capacidad y libertad de elegir estas materias a la hora de escoger lo que quieren estudiar .

Del proyecto ENGINY-era soy la fundadora y codirectora.

Andrea González Puig

Soy empresaria, profesora y filóloga y desde la empresa AULA ESPAI D'ESTUDIS, y con todo el equipo que colabora, me dedico a gestionar formación de diversos ámbitos y para todos los públicos.

Soy madre de dos niñas y un niño, personas bonitas por las que vale la pena luchar por conseguir un mundo mejor.

A lo largo de mi etapa como tutora y profesora de secundaria y ahora, desde la visión de la organización formativa, he profundizado en el conocimiento de las inteligencias múltiples y su desarrollo, entendiendo que el género no condiciona las habilidades y capacidades de ningún niño o niña, sino que es el factor del entorno el que encamina a muchos estudiantes en la elección de su futuro profesional.

De ahí que encuentre tan interesante el proyecto ENGINY-era, que puede ayudar a las personas a detectar por sí mismas sus potencialidades y encontrar la felicidad estudiando lo que les guste de verdad.

Si las niñas y chicas con ilusiones y capacidades científicas y tecnológicas se interesan por los estudios STEM, este proyecto habrá servido de algo.

Del proyecto ENGINY-era soy codirectora.

Equipo de talleristas

Forman parte de este equipo personas profesionales con experiencia en los ámbitos STEM, poniendo en valor su conocimiento y valía con independencia de su género, edad, orientación sexual, discapacidad, religión o cualquier otra identificación.

ENGINY-era garantiza una presencia femenina de mínimo el 50% en su equipo poniendo una especial atención en aquellas áreas donde las mujeres son actualmente minoría como, por ejemplo, en la ingeniería y la tecnología, para que los niños y niñas tengan también referentes femeninos y demostrarles que no hay límites de capacidades por género.